Puntos de Referencia Nº 171, mayo 1996.

Congestión de Santiago: algunas consideraciones

Marcial Echenique |
  • La congestión se produce por un desfase entre el crecimiento de la oferta y el de la demanda. El resultado lleva, como en todo mercado libre, a un aumento de precios. En el caso del transporte, al no existir un mecanismo de asignación de un recurso escaso, los usuarios pagan ese precio a través de la pérdida de tiempo.
  • El aumento de la demanda se ha producido fundamentalmente por un efecto ingreso. Por ejemplo, los grupos de ingresos bajos, que no tienen acceso al auto y ocupan en promedio poco espacio por vivienda, están pasando a engrosar los grupos medios, lo que duplica el consumo de vivienda.
  • El aumento de la oferta, especialmente de los transportes, es un proceso lento y muy engorroso. El rol del Estado es insustituible en la solución de los problemas de congestión. Estas dificultades no han sido previstas por los organismos responsables, en especial por SECTRA.
  • Para resolver los problemas hay que contar con un plan estratégico que incluye la coordinación de los distintos actores sectoriales en el espacio geográfico de Santiago. La institución lógica de coordinación — y que debe ser reforzada— es la Intendencia.
  • La integración transporte/desarrollo urbano puede alcanzarse mediante corredores de desarrollo con sistemas de transporte público de calidad (metro y ferrocarriles suburbanos), además de un sistema de vías expresas concesionadas. Estos corredores conectarían el centro de Santiago con centros secundarios en las intersecciones con el anillo de Américo Vespucio y con los centros periféricos en un nuevo anillo orbital.
  • Este proceso está encaminado a través de los planteamientos de varios ministerios. Sin embargo, le falta una mayor coordinación y sobre todo una visión de futuro para reservar las fajas de terrenos para el desarrollo de los proyectos de más largo plazo e incorporar al sector privado en el financiamiento de proyectos que generan plusvalía en terrenos de su propiedad.
  • En el corto plazo se debe actuar a través de políticas de ejecución rápida, como el control de los estacionamientos en vías públicas e incentivos para estacionar fuera de ellas. Junto a la imposición de gravámenes para controlar la demanda en las vías de acceso, se podría establecer un sistema que impida el paso a través de los centros congestionados.
  • Lo que no se debe hacer es restringir arbitrariamente la oferta de suelo y transporte a través de la restricción del perímetro urbano o de la restricción vehicular. El restringir la oferta lleva al empobrecimiento de la población, al aumento de la contaminación y a la reducción de la calidad de vida.
73.215 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.750 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.173 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.210 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.248 SEGUIDORES SÍGUENOS