Puntos de Referencia Nº 119, julio 1993.

¿Conserva nuestro sistema de áreas protegidas la diversidad biológica de Chile?

César Ormazával |
  • Los sistemas de áreas protegidas tienen como objetivo beneficiar a la sociedad a través de las múltiples funciones que estas áreas cumplen.
  • En 1980 existían en Chile 50 parques nacionales y 53 reservas forestales, abarcando alrededor de 14 millones de hectáreas, creadas sin una planificación racional.
  • La ordenación del sistema llevó a crear el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), cuyos objetivos concuerdan con el mandato constitucional de tutelar la preservación de la naturaleza.
  • Es deseable la participación empresarial en esta tarea, y de hecho existen iniciativas privadas en la materia, pero falta una adecuada coordinación y priorización de actividades.
  • Proteger la naturaliza no significa mantenerla intocada, sin aprovechar los beneficios que pueda brindar a la sociedad. Por el contrario, la única manera de asegurar la conservación a largo plazo de un recurso renovable es mediante su uso sustentable.
  • En la actualidad, el SNASPE está compuesto por 30 parques nacionales, 39 reservas nacionales y 11 monumentos naturales, abarcando el 18 por ciento del territorio nacional, pero el 88 por ciento de los terrenos se concentra en sólo dos regiones.
  • Para mejorar la cobertura ecológica del SNASPE se requiere mayor colaboración de otros organismos del Estado que poseen terrenos ecológicamente valiosos. También sería deseable la organización de un sistema de áreas protegidas privadas.
73.845 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.899 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.980 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.807 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.942 SEGUIDORES SÍGUENOS