Puntos de Referencia Nº 217, agosto 1999.

¿El fin de los tres tercios tradicionales? La irrupción de una nueva fuerza política

Ximena Hinzpeter | Carla Lehmann S.B. |
  • El tiempo democrático no ha pasado en vano. En lo que a preferencias políticas se refiere, grandes transformaciones han acompañado esta década: una caída sostenida y pronunciada del centro político conjuntamente con un aumento bastante explosivo de los que no adhieren a "Ninguna" posición política. Por el contrario, sorprende la gran estabilidad de la izquierda y la derecha.
  • Los "Ninguno" constituyen la nueva fuerza política del ordenamiento actual. Hoy son 3 de cada 10 las personas que se identifican así. Se trata de un grupo con características demográficas similares al total de la población encuestada, aunque levemente menos educado y menos politizado.
  • Asimismo es relevante el hallazgo de que su posición política si bien menos cohesionada que la de aquellos que se identifican con la derecha, evidencia una inclinación hacia ella. El personaje mejor evaluado por los "Ninguno" es el mismo que en la derecha: Joaquín Lavín. Además califican en mayor proporción bien a Pinochet que mal y con Allende sucede lo contrario.
  • En relación a qué candidato resolvería mejor los tres problemas que más les preocupan (empleo, pobreza y delincuencia) también queda en evidencia que presentan una inclinación hacia la derecha. Entre los "Ninguno", tanto en empleo como en pobreza, Lagos y Lavín empatan como "el más apto o mejor preparado". No obstante, en delincuencia no ocurre lo mismo pues mencionan considerablemente más a Lavín que a Lagos (34% vs. 16%).
  • No identificarse con ninguna tendencia política cambia las posiciones en los estratos socieconómicos bajo y medio y los acerca a la derecha. La ventaja de Ricardo Lagos (en abril-mayo 1999) en el nivel socioeconómico bajo pierde mucha fuerza entre los más pobres sin posición política y el empate que logra con Lavín en el grupo socioeconómico medio se le transforma en derrota en los "Ninguno" del medio.
  • Dado esto, queda abierto el tema de si el paisaje político chileno dejó atrás los tradicionales tres tercios para constituirse en dos grandes bloques, la derecha y la izquierda, con una mayor preponderancia de la primera. ¿Estamos en presencia de una derechización del eje político en el país?, ¿se trata de una tendencia permanente o sólo de un evento coyuntural asociado al momento electoral actual?
73.845 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.899 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.980 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.807 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.942 SEGUIDORES SÍGUENOS