Puntos de Referencia N° 321, junio 2010

El momento económico internacional y nacional. Mayo 2010

Vittorio Corbo |
  • La economía mundial volvió a tener un muy buen desempeño el primer trimestre del 2010, pero el sistema financiero ha vuelto a tensionarse. Sigue existiendo incertidumbre sobre la solvencia fiscal de países europeos, regulación financiera y riesgos del crecimiento en el futuro inmediato.
  • El centro de preocupación son cinco países europeos: Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España (en inglés, PIIGS). Estos muestran problemas serios de competitividad y una carga de endeudamiento que se volverá insostenible en el medio plazo sin ajustes importantes.
  • Como respuesta a las presiones de mercado, y para detener el contagio, la Unión Europea anunció un programa financiero por 110.000 millones de Euros para apoyar a Grecia, lo que le permitirá a este país financiarse por los próximos tres años. La medida no fue suficiente para contener la falta de confianza en Grecia y el resto de los PIIGS, y se comenzó a discutir abiertamente si la unión monetaria europea podría sobrevivir. Esto llevó a un segundo conjunto de medidas: la creación de un fondo de estabilización de la deuda por 440.000 millones de euros, un aporte de 60.000 millones de euros para el fondo de apoyo a la balanza de pagos, y aportes adicionales por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI).
  • Las medidas anteriores no resuelven los problemas de fondo, pero dan espacio para que los países afectados hagan los ajustes necesarios. Las primeras señales en este sentido han sido positivas: la mayor parte de los PIIGS están tomando medidas importantes para reducir el gasto fiscal. Por el otro lado, siguen habiendo dudas sobre la capacidad política de los países afectados para hacer fuertes ajustes de salarios y reformas laborales. También hay preocupación que el Banco Central Europeo (BCE) esté perdiendo autonomía, dada su actividad en el mercado secundario de bonos soberanos. Finalmente, hay preocupación sobre el efecto que puedan tener los ajustes fiscales de los PIIGS en su crecimiento, aquel de la Zona Euro, y el crecimiento mundial.
  • En el resto del mundo, si bien las proyecciones de crecimiento mundial —especialmente para el 2010— han mejorado significativamente durante el último tiempo, los efectos de las secuelas de la crisis financiera y la crisis europea actual limitarán el crecimiento futuro. El escenario más probable es uno de crecimiento moderado en los próximos dos años, muy por debajo del ritmo de crecimiento que seguía a recesiones anteriores.
  • Hay una serie de riesgos, mayoritariamente a la baja, para este escenario.
  • En el caso de Chile, el terremoto y maremoto han afectado al PIB con más fuerza de lo esperado por analistas económicos, y el propio Banco Central. El crecimiento del primer trimestre fue muy débil, especialmente en contraste con la recuperación económica que se venía dando desde Mayo del 2009. Por el otro lado —y también contrario a lo esperado— la demanda interna ha seguido creciendo con fuerza, especialmente por el lado de la inversión.
  • Los efectos negativos en el PIB del terremoto y maremoto se debieran concentrar en estos meses, mientras se normaliza la producción y se hacen las reparaciones más urgentes. El crecimiento debiera acelerarse durante el segundo semestre y más aún durante el 2011, impulsado por el esfuerzo de reconstrucción. Es probable que el crecimiento de Chile para este año esté en torno al 4,5%, y que el para el 2011 supere 6%.
66.343 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.639 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,915 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.600 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
825 SEGUIDORES SÍGUENOS