Puntos de Referencia Nº 315, octubre 2009. Edición online

El momento económico internacional y nacional. Septiembre 2009

Vittorio Corbo |
  • En los últimos dos meses las condiciones financieras se han seguido normalizando y se fortalecen las señales que apuntan a que la economía mundial ha iniciado su recuperación. Las medidas tomadas por los bancos centrales y las autoridades fiscales para arrestar el pánico que generó la quiebra de Lehman han contribuido a estabilizar a los mercados financieros y a alejar el pánico de su colapso, con efectos pronunciados en la actividad mundial. La recuperación ha sido notable especialmente en Asia emergente que pasó de caer a tasas de dos dígitos a crecer a tasas de dos dígitos en el segundo trimestre de este año.
  • Dado que la recuperación ha llegado antes de lo anticipado, las proyecciones del Consensus Forecasts de los últimos meses se han estado revisando al alza, especialmente para el año 2010. Aun así las proyecciones para el 2010 y más allá, incluyendo las del FED, el BCE, el FMI, son de una recuperación lenta. El escenario base de una recuperación en forma de U (y en forma de V en Asia emergente) es el más probable y tiene una probabilidad subjetiva en torno al 70%, no se puede descartar que termine tomando una forma de W.
  • El retomar en el más mediano plazo tasas de crecimiento de la economía mundial más altas y sustentables va a requerir no sólo completar la restauración de un sistema financiero sólido y ágil sino que también buscar un reemplazante del consumidor de EE.UU. para que empuje el crecimiento de la demanda mundial. Aquí se va a requerir que China aumente su dependencia en su consumo interno para que compense por el menor dinamismo anticipado de sus exportaciones y, a su vez, transformarse paulatinamente en un mercado para las exportaciones de los países industriales.
  • A pesar de sus muy buenos fundamentos macroeconómicos financieros la economía chilena sufrió con fuerza los efectos de la crisis mundial. Sin embargo, las caídas de los indicadores de gasto han perdido fuerza y el IMACEC desestacionalizado, desde Mayo a Julio, ha estado aumentando respecto del mes anterior. Pero dada la fuerza de la contracción y la gran rigidez del mercado laboral, el alto desempleo va a seguir siendo un problema por un período prolongado de tiempo. En cuanto a perspectivas, lo más probable es que la actividad agregada siga creciendo en el segundo semestre, impulsada por los efectos expansivos de las políticas fiscales y monetarias; la reconstrucción de inventarios ahora que se estabilizan las ventas; el alza en los precios de activos; las mejores expectativas de consumidores y empresarios; y el mejor entorno externo (precios de productos primarios, mayor apetito por riesgo, reducción de la caída del comercio mundial).
  • De otra parte, afectada por la caída en los precios internacionales de productos primarios y las crecientes holguras de capacidad, la inflación anual sigue cayendo con fuerza. Lo más probable es que la inflación anual se mantenga en valores negativos en los próximos meses, terminando el año entre el -0,5 y el -1,0%. En cuanto a crecimiento, el PIB caería entre el 1,5 y el 2% este año para crecer entre el 4 y el 4,5% el próximo año. El IPOM reciente proyecta un crecimiento de la economía chilena en el rango de 4,5 al 5,5% el año 2010 con riesgos en ambas direcciones por las condiciones externas. Este escenario es algo optimista, dada la evolución más probable de la economía mundial y la permanencia de altas tasas de desempleo en Chile por buena parte del año 2010.
66.343 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.639 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,915 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.600 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
825 SEGUIDORES SÍGUENOS