Puntos de Referencia Nº 37, julio 1989.

La política económica de la nueva izquierda

Harald Beyer | Verónica Méndez |
  • La vasta burocracia es una consecuencia inevitable del intento de reemplazar los mercados por decisiones administrativas, ya que si las actividades económicas no están coordinadas por los mercados, tienen que estarlo por comités de planificación centralizada.
  • Los mercados reúnen y procesan información de millones de unidades económicas diferentes. Los sistemas de información que usan instrumentos distintos a los precios determinados por los mercados son incapaces de comunicar complicados mensajes, tales como preferencias, calidad de los productos y descripción de los procesos de producción.
  • La fuerte simpatía de la Nueva Izquierda por la descentralización es difícil de conciliar con el fuerte rechazo al sistema de mercado que, probablemente, es el único tipo de sistema económico que permite una descentralización amplia en las sociedades industriales complejas.
  • El trasfondo del accionar de la Nueva Izquierda es la búsqueda de la igualdad, la que no se logra a través de la colectivización de los medios de producción. Ello, porque es el capital humano de las personas, más que su riqueza física, lo que explica las desigualdades de ingresos. Entonces su reducción pasa sólo por la expansión del sistema educacional.
74.973 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.992 SEGUIDORES SÍGUENOS
12.230 SEGUIDORES SÍGUENOS
9.750 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.579 SEGUIDORES SÍGUENOS