Puntos de Referencia Nº 227, junio 2000.

La propuesta del CEP sobre el financiamiento de la política

Salvador Valdés Prieto |

La propuesta del CEP tiene objetivos comunes con otros proyectos recientes: • Garantizar un mínimo de igualdad económica entre los candidatos parlamentarios.

  • Garantizar transparencia pública respecto a los ingresos y gastos de las campañas electorales, con el fin de que los ciudadanos sepan tanto como los candidatos respecto a ellos.
  • Minimizar el recurso a los fondos públicos para que ellos puedan ser destinados a aliviar la pobreza.

Las propuestas del CEP tienen objetivos adicionales:

  • Impedir la extorsión, donde los candidatos fuertes amenazan con daños futuros a las empresas y a los empleados públicos cuyos negocios o continuidad laboral está sujeta a decisiones de la autoridad futura, a menos que accedan a donar dinero o trabajo a su campaña.
  • Evitar las regulaciones que la experiencia internacional ha demostrado son difíciles de hacer respetar y donde las evasiones son fuente de escándalo.
  • Desincentivar comportamientos donde un partido obtiene votos ofreciendo empleos y favores privados.
  • Evitar regulaciones y subsidios que favorecen a las coaliciones titulares a costa de las coaliciones aspirantes, dificultando la alternancia en el poder.
  • Evitar situaciones de conflicto de interés, donde los parlamentarios y autoridades del Poder Ejecutivo legislan cuantiosos subsidios públicos que benefician preferencialmente a sus propias campañas y partidos.

Las propuestas centrales del CEP son:

  1. Crear un subsidio de 60% a los gastos electorales en publicidad de radio y prensa local. El tope del subsidio sería de $5 millones a cada una de las seis candidaturas a diputado por distrito con más firmas o votos.
  2. Evitar prácticas irregulares, eliminando las ventajas tributarias que obtienen ciertas donaciones políticas de las empresas, rebajando los gravámenes que aplica la ley a esas donaciones y obligando a las personas jurídicas como sociedades anónimas, colegios profesionales y sindicatos, a obtener una aprobación de la asamblea de socios como condición para donar.
  3. Para asegurar la transparencia y la probidad, exigir que las donaciones a las candidaturas se hagan a través de cuentas confidenciales administradas por el Servicio Electoral. En el caso de las donaciones grandes, se propone dar al donante la opción de la publicidad total, donde será vigilado por la prensa.
  4. Crear un subsidio a las cuotas pagadas por los militantes regulares, de 30% para los primeros $80 .000 anuales de cuotas pagadas, siempre que el militante pague cuotas en forma regular y participe en las elecciones internas.

A diferencia de otros proyectos, el CEP recomienda no imponer topes legales al gasto electoral total de cada candidato y partido, pues está demostrado que estos últimos son fácilmente evadibles. En vez recomienda mantener eI actual límite a la adquisición de publicidad electoral televisiva, que la prohíbe por completo. Esta regulación es dura para estándares internacionales, pues en muchos países la publicidad televisiva consume el 50% de los presupuestos de campaña (EE.UU. y Argentina). También recomienda no imponer topes máximos a las donaciones que puede hacer cada persona a las candidaturas y partidos durante las campañas, pues la experiencia internacional demuestra que son fácilmente evadibles, que su control pone en peligro la libertad de expresión y que son incapaces de frenar la extorsión y la corrupción.

73.845 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.899 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.980 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.807 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.942 SEGUIDORES SÍGUENOS