Puntos de Referencia Nº 278, diciembre 2005

Licitaciones para aumentar la competencia entre AFP

Salvador Valdés Prieto |
  • Un diagnóstico ampliamente compartido es que existe muy poca competencia en precios entre AFP, no sólo ahora, sino también el período de "guerra de vendedores" de 1991-1997. Esto se debe a que el 95% de los afiliados elige no informarse respecto a las diferencias de precio o no actuar en consecuencia y, por tanto, pagan una comisión innecesariamente elevada.
  • Un camino para reducir las comisiones son las licitaciones, cuyo objetivo es proveer ayuda experta institucionalizada y efectiva para ayudar a los afiliados a comparar precios entre AFP. Aquí se analizan dos esquemas que han sido propuestos públicamente. Las licitaciones reducen la necesidad de invertir en marketing, una fuente principal de las economías de escala que han concentrado la industria. Por consiguiente, según sea la cobertura de la licitación, dichas economías podrían reducirse de manera significativa.
  • En las propuestas que circulan en el país, la licitación es voluntaria para cada afiliado y coexistiría con un importante segmento de afiliados con contacto individual, que hoy es el único permitido. Ambas licitaciones incluyen incentivos nuevos a invertir en gestión financiera. Un esquema similar fue propuesto para EE.UU. en 2001 por la "Comisión para Fortalecer la Seguridad Social", creada por el Presidente Bush.
  • La propuesta de la Superintendencia de AFP depende de que el afiliado tome la iniciativa de inscribirse para solicitar una licitación. Se encuentra que tal como está, no sería exitosa, a pesar de los incentivos ofrecidos, pues obtendría una cobertura menor. Tampoco satisface la demanda social por equidad en las comisiones ni reduce la concentración en la gestión financiera, objetivos que si bien son independientes del de reducción de las comisiones, son igualmente deseables.
  • Si alternativamente se presumiera por ley, pero en forma no vinculante, que los afiliados de bajo saldo solicitan ayuda para elegir AFP con una licitación, se lograría elevar su sensibilidad al precio. Se muestra como distintos umbrales de saldo para la presunción generan distintos tamaños para el segmento licitado, relativo al que continuaría con contacto individual.
  • Para que una licitación desconcentre la gestión de los fondos de pensiones, el umbral de saldo para la licitación debe ser un poco mayor que aquel al que se aspiraría si sólo se buscase una elevación en la sensibilidad a precio de los cotizantes que declaran ingresos inferiores a $350 mil al mes.
  • Otra propuesta es autorizar a las actuales AFP a separarse en una "AFP pura", que haría sólo la gestión financiera, y una "operadora básica". El afiliado compraría estos servicios por separado. Esto permite cumplir la restricción de solidaridad en las comisiones, pues permite que el costo de las operaciones básicas sea financiado con una tasa única nacional de comisión. Las operadoras básicas serían empresas privadas licitadas por períodos de 10 años.