Puntos de Referencia Nº 24, agosto 1988.

Importación de autos usados

Practicus |

Descargas

  • A los partidarios de consolidar la economía social de mercado les conviene aumentar su popularidad, tanto entre los partidarios del "Sí" como entre los "indecisos" y los partidarios del "No". La verdadera defensa de las modernizaciones socioeconómicas liberalizadoras de los últimos años radica en la percepción positiva que de ellas tengan los ciudadanos. La economía libre se consolidará en la medida en que provoque beneficios tangibles a la población.
  • La prohibición de importar autos usados representa un encarecimiento artificial de uno de los bienes símbolos de status más preciados.
  • Un mayor número de vehículos tiende a perfeccionar los rriercados, en particular en zonas rurales y marginales.
  • Es necesario que los beneficios de tener áutomóvil se extiendan a todos aquellos que, de no existir protecciones y privilegios especiales, estarían en condiciones de adquirirlo. Permitir la importación de autos usados es la forma más eficiente, rápida y barata de lograr que este bien, que es símbolo de movilidad social, quede al alcance de vastos sectores de la población.
  • La posibilidad de importar vehículos usados tenderá a reducir los precios de los autos ya existentes en Chile en alrededor de un 25%.
  • La situación externa permite proyectar un saldo positivo en la balanza comercial, cercano a los 2.000 millones de dólares. No parece difícil, entonces, financiar un incremento de 65 millones de dólares en importaciones.
76.737 SEGUIDORES SÍGUENOS
26.079 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
24.851 SEGUIDORES SÍGUENOS
16,374 SEGUIDORES SÍGUENOS
5.949 SEGUIDORES SÍGUENOS