Puntos de Referencia Nº 27, noviembre 1988.

La democracia cristiana en el poder

Cecilia Lanz |
  • Los años de Frei, que comenzaron con esperanza y expectativas, terminaron en división y desilusión para los democratacristianos. Frei y su partido no alcanzaron los objetivos de crecimiento ni de reforma esperados.
  • La estrategia de Frei tuvo éxito durante 1965 y 1966. El Producto Nacional Bruto creció en 6,1% en 1965 y 9,2% en 1966, mientras que la inflación, de acuerdo al índice oficial del costo de la vida, se mantuvo en un 29% y 23%, respectivamente.
  • Si las tendencias generales de la economía no prometían nada bueno a los democratacristianos para los siguientes años, tampoco lo hacían las primeras manifestaciones de división dentro de las filas del PDC.
  • La reforma agraria constituyó una fuente de frustración. Comparada con esfuerzos anteriores, la tarea de Frei fue impresionante. Su gobierno expropió más tierras, las redistribuyó a más gente e hizo más por mejorar las condiciones de vida en el campo que ningún otro en la historia del paí s. Sin embargo, pocas iniciativas han dejado tanta decepción y resentimiento a su paso. El destino del programa agrario subraya las limitaciones y riesgos del reformismo en Chile.
  • La economía chilena continuó estancada durante 1968 y 1969. Nunca se restableció la compatibilidad inicial entre crecimiento y reforma, y los proyectos de asistencia social y reforma permanecieron subordinados a otras prioridades, como fue, primero, contener la inflación y, más tarde, la expansión económica.
  • La futura elección presidencial ofreció nuevas esperanzas a un frustrado electorado y asignó al régimen gobernante durante su último año el mero papel de guardián.
74.973 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.992 SEGUIDORES SÍGUENOS
12.230 SEGUIDORES SÍGUENOS
9.750 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.579 SEGUIDORES SÍGUENOS