Puntos de Referencia Nº 70, noviembre 1990.

Para combatir la pobreza. Lecciones de la experiencia chilena

Tarsicio Castañeda |
  • Las reformas efectuadas en el sector social, educación, salud, vivienda, descentralización municipal y seguridad social durante los últimos años son tanto o más profundas que las llevadas a cabo en el campo económico. Involucraron una privatización de numerosos programas sociales, tradicionalmente en manos del Estado, y un intento por concentrar los beneficios en los más pobres.
  • Las reformas sociales aplicadas en Chile han abordado un sinnúmero de problemas que son comunes a la mayoría de los países latinoamericanos: a) gran ineficiencia en la entrega de servicios sociales, principalmente debido a la falta de incentivos para proporcionar más y mejores servicios; b) centralización; c) gran desigualdad, en el sentido de que en el pasado los grupos beneficiados fueron los de ingresos medios y altos, que suelen estar mejor organizados y son más poderosos y, d) muy baja eficiencia de los programas sociales.
  • Entre los principios que guiaron las reformas sociales en Chile pueden destacarse: a) subsidios a los segmentos más pobres de la población; b) la provisión de servicios sociales se realizó por entidades cercanas a los beneficiarios como municipalidades y sector privado; c) financiamiento de los servicios sociales obedeció a servicios prestados más que a criterios históricos; d) subsidios fueron entregados directamente a los beneficiarios y no a través de formas indirectas, y e) sector público debió abordar sólo aquellas actividades que el sector privado no estuviese dispuesto a enfrentar.
  • Algunas lecciones de la experiencia chilena son las siguientes: a) necesidad de cambiar el rol de los gobiernos central y local para abordar la mayoría de los problemas; b) las reformas son costosas en términos fiscales y requieren un gran compromiso y un trabajo continuado a través de varios años; c) se verán afectados grupos de interés poderosos, incluidos los antiguos beneficiarios de los subsidios; d) la recompensa política puede ser limitada, porque los más pobres no suelen ser políticamente tan activos como otros grupos y, e) las municipalidades y el sector privado, incluidas las organizaciones sin fines de lucro, pueden jugar un papel muy importante en una estrategia para paliar la pobreza.
75.835 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.889 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
13,691 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.321 SEGUIDORES SÍGUENOS