Puntos de Referencia N° 120, agosto 1993.

La Cuba de Fidel: una perspectiva contradictoria

Rafael Berástegui |
  • Coexisten dos observaciones contrapuestas sobre la situación en Cuba: las cosas no pueden continuar como están, pero no es muy seguro que cambien.
  • Durante su reciente visita oficial a Chile, el vicepresidente caribeño Carlos Lage no dejó entrever novedades significativas en su país.
  • El gobierno cubano está convencido de que resistiendo los cambios políticos, con algunas readecuaciones económicas — y un poco de mejor suerte— vencerá las dificultades a mediano plazo. Sin embargo, las realidades económicas y políticas no son tan optimistas. Entre 1990 y la fecha, la economía cubana decreció en 45%. Varios analistas hablan de un período ondulatorio en Cuba, el que debería entrar en fase crítica en los próximos meses.
  • En La Habana aumentan las facultades del presidente Fidel Castro, así como el control y la movilización permanente de los ciudadanos. Las prioridades son la defensa de la revolución y del socialismo, producción de alimentos para el consumo, exportaciones tradicionales y no tradicionales, expansión comercial y turismo. Se duda de que todos los objetivos se puedan cumplir de manera satisfactoria.
  • Sin embargo, la Cuba de hoy es inexplicable sin el fenómeno Fidel Castro. Audaz, encantador, enérgico, dogmático y comunicador, Fidel fue el héroe épico moderno por excelencia. También es el tipo familiar al que se conoce de toda la vida, porque inunda la casa del cubano con su presencia. Muchos cubanos (se desconoce cuántos) creen todavía que les iría peor sin la revolución y sin su líder.
  • Hay seis escenarios principales de posible evolución de la crisis cubana. La transición democrática está presente en algunos pero no en todos ellos.
75.527 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.707 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.666 SEGUIDORES SÍGUENOS
12.634 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.057 SEGUIDORES SÍGUENOS