Puntos de Referencia Nº 143, septiembre 1994.

Consecuencias negativas de la no simultaneidad de elecciones presidenciales y parlamentarias

Miguel González Pino |
  • La reciente modificación del período presidencial trae consigo la pérdida de la simultaneidad entre las elecciones presidenciales y parlamentarias, cuyas consecuencias es conveniente analizar.
  • No existiendo simultaneidad, los partidos tienden a mejorar su propia situación electoral por sobre las de su coalición, especialmente si se acercan elecciones presidenciales, para así obtener la candidatura presidencial u otras ventajas.
  • Asimismo, se hace más difícil para el gobernante obtener una mayoría parlamentaria que le permita llevar a cabo sus políticas. El estudio comparado demuestra la disminución gradual del apoyo al gobierno cuando las elecciones se realizan en épocas más alejadas de su comienzo.
  • Los próximos presidentes chilenos tendrán, arbitrariamente, ventajas y desventajas de acuerdo a si les corresponden elecciones parlamentarias simultáneas, al comienzo de su período o al final de éste.
  • Estudios recientes han comprobado la tendencia de los gobiernos a intervenir en los ciclos económicos al aproximarse un período electoral, para obtener ventajas políticas. La existencia de un menor número de elecciones disminuye la posibilidad de estas intervenciones.
  • Es conveniente revisar estos temas, a fin de evitar las consecuencias negativas de la no simultaneidad, realizando reformas a los mandatos parlamentarios para restablecerla.
  • Sin embargo, el tema no forma parte de la agenda de reformas legislativas enviadas recientemente al Congreso por el Ejecutivo.
76.067 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.889 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.959 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.610 SEGUIDORES SÍGUENOS