Puntos de Referencia Nº 173, septiembre 1996.

La voz de los pobres: Análisis a partir de estudios de opinión pública

Ximena Hinzpeter | Carla Lehmann S.B. |
  • Al analizar las respuestas que el estrato bajo de la población ha entregado a través de algunos estudios de opinión del CEP se pudo constatar que lo que ellos estiman sobre la condición de pobreza difiere de ciertas intuiciones bastante generalizadas en la sociedad. Los chilenos pobres perciben que las razones de por qué algunos prosperan y otros no lo logran tienen relación con comportamientos individuales más que con circunstancias ajenas.
  • Asimismo, este segmento ha demostrado — a través de una pregunta que fuerza al encuestado a elegir entre dos valores que en el fondo aluden a la dicotomía libre competencia-intervencionismo regulador— ser el grupo socioeconómico que, apuesta más fuertemente por el «desarrollo económico» frente a la «igualdad de oportunidades y justicia social».
  • Para explicar la pobreza, los pobres no argumentan «mala suerte», haber tenido padres pobres, «falta de generosidad» de los ricos, «malas políticas económicas del Gobierno» o «abusos e injusticias del sistema económico». S í, en cambio, advierten «pocas oportunidades de empleo» y alta de educación». También reconocen abiertamente la responsabilidad individual, considerando de gran influencia para explicar la pobreza material «la flojera y falta de iniciativa» y «los vicios y el alcoholismo».
  • Entre las cuatro razones que más mencionan como causas del éxito económico destacan el «nivel educacional alcanzado», «trabajo responsable», «tener una familia unida que apoya» e «iniciativa personal». No piensan que elementos como la «ayuda económica del Estado» o las «políticas económicas del Gobierno» sean verdaderamente decisivos para surgir en este plano.
  • De las respuestas se desprende que los pobres son, actualmente, optimistas. La confianza depositada por este grupo en causales personales más que en condicionantes externas o estructurales, sobre las cuales se es totalmente ajeno y donde sólo se puede argüir fatalidad, establece bases para una cultura económica de tendencia liberal.

 

73.845 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.899 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.980 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.807 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.942 SEGUIDORES SÍGUENOS