Puntos de Referencia Nº 175, noviembre 1996.

¿Qué dijo Lucas en Chile? Premio Nobel de economía 1995 visita Chile invitado por el CEP

Lucas Robert E. | Ximena Hinzpeter |
  • «Creo que la interacción con el resto del mundo y un mercado libre en casa son los elementos principales» para el crecimiento acelerado. «Chile tiene los dos» [elementos], afirmó el profesor Lucas.
  • Frente a la pregunta ¿qué debiera hacerse para continuar creciendo a tasas sobre 6% — como ha ocurrido la última década— durante los próximos 20 años o más? destacó: «Creo que Chile ya ha hecho lo necesario en el sentido de abrir la economía, estabilizar la política monetaria, estabilizar la inflación y liberalizar el mercado dentro del país».
  • «No hay que intentar implementar nuevas reformas de una importancia comparable cada diez años. Creo que una vez que las condiciones adecuadas están en su lugar el crecimiento va a continuar...».
  • Respecto del encaje y si éste ha jugado un rol macroeconómico relevante Lucas sostuvo: «No creo que muchos economistas estén de acuerdo en que fue [el encaje] el que ayudó a que Chile se mantuviera aislado de la crisis mexicana. Creo que fue la fortaleza de la economía y de su situación monetaria ... Creo que [los encajes] de ben ser eliminados totalmente».
  • En materia de inflación resaltó: «En Chile el Banco Central quiere trae r la inflación a 0%. Es una cosa buena de hacer... pero no creo que vaya a tener mucho efecto, de una manera u otra, en la tasa de crecimiento».
  • Aseguró que «Chile puede seguir creciendo por otros 20 años y llegar a formar parte de las economías más ricas del mundo».
  • A c e r c a de los efectos macroeconómicos que p o d ría acarrea r el ingreso al Mercosur, en el sentido de importar algunos de los problemas de los socios opinó que: «No necesariamente tiene que ser así en el caso de una unión aduanera. La Unión Europea no ha importado los problemas de Italia a otros países».
  • Pero enfatizó: «Lo más perjudicial para la salud de la economía, lo más seductor y, en mi opinión, lo más venenoso, es centrar la atención en las cuestiones de la distribución» de ingreso. Pues «virtualmente ningún» progreso en el bienestar de las personas puede a tribu irse a la «redistribución directa de recursos de los ricos a los pobres.
75.835 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.889 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
13,691 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
4.321 SEGUIDORES SÍGUENOS