Puntos de Referencia Nº 194, octubre 1997.

Determinantes del crecimiento en Chile

Patricio Rojas |
  • La importancia atribuida a las reformas estructurales en explicar el crecimiento de las economías ha sido cada vez mayor. Las reformas llevadas a cabo en Chile durante los años setenta y ochenta comenzaron a dar frutos a partir de mediados de la década pasada, en términos de un alto y sostenido crecimiento económico.
  • En particular, la liberalización comercial constituyó, de hecho, una de las políticas estructurales más importantes en la transformación de la economía nacional. La relevancia de la apertura en el proceso de crecimiento se encontraría no sólo en la ampliación del tamaño del mercado sino también en razones tecnológicas y de eficiencia.
  • El mayor comercio internacional incrementa la productividad doméstica y el crecimiento económico al aumentar la comunicación entre los socios comerciales y, por ende, generar un "derrame de conocimiento" desde estos países a la economía doméstica. Adicionalmente, si a esta transferencia de tecnología y de ideas le sumamos un nivel importante de capital humano en la economía doméstica, entonces es posible observar un círculo virtuoso de crecimiento rápido y sostenido.
  • Los resultados indicarían que la economía chilena creció a una tasa anual promedio de 3 ,9% entre 1960 y 1996, la cual se explicaría en su totalidad por el crecimiento de los factores productivos (capital 1,6% y trabajo 2,4%) , mientras que el crecimiento de la productividad ha presentado un aporte promedio casi nulo durante el período completo. S in embargo, la contribución de esta última se ha incrementado sostenidamente desde mediados de los ochenta, explicando alrededor de 2,3 puntos porcentuales del crecimiento del período 1991 -1996 .
  • La continuación y sustentabilidad del proceso de crecimiento durante los próximos años requerirán la implementación de ciertas políticas individuales, o una mezcla de ellas, que vayan dirigidas a fomentar el ahorro nacional y a incrementar la productividad de los factores. En Chile todavía es posible continuar aumentando la eficiencia y productividad de sus factores; las mejoras en educación e infraestructura en conjunto con reformas que flexibilicen los mercados e incentiven el ahorro son las necesarias. Ciertamente, estas necesidades parecieran no ser prioritarias para los próximos tres o cuatro años, pero con una probabilidad importante, lo serán durante la próxima década si es que queremos continuar creciendo a los niveles actuales.
74.973 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.992 SEGUIDORES SÍGUENOS
12.230 SEGUIDORES SÍGUENOS
9.750 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.579 SEGUIDORES SÍGUENOS