Puntos de Referencia Nº 231, agosto 2000.

Notas sobre el desempleo

Harald Beyer |
  • No cabe duda que la recuperación del empleo está afectada por su comportamiento estacional en los segundos y, especialmente, terceros trimestres de cada año. Con todo, la tasa de desempleo está casi 3 puntos porcentuales por arriba de la tasa que se registraba en igual período de 1996 y 1997. Una lenta recuperación del empleo es propia de períodos de fuerte contracción económica. Pero, no hay que olvidar que la recuperación del empleo no depende solamente del crecimiento económico y de las fortalezas macroeconómicas de nuestra economía sino también de la calidad de las instituciones y regulaciones del mercado del trabajo.
  • Si éstas se revisan emergen algunos factores preocupantes. El primero es la rigidez laboral. Un reciente estudio lo mide en términos de los costos esperados de despido. Chile aparece por encima del promedio latinoamericano. A su vez, los mercados del trabajo de la región son más inflexibles que aquellos de países industrializados. Si Chile redujera los costos esperados de despido al nivel de los países industrializados, se podrían crear poco más de 300.000 empleos en forma permanente. Para reducir los costos esperados de despido se puede, entre otras políticas, disminuir el monto de las indemnizaciones o eliminar los 30 días de notificación anticipada en caso de despido.
  • Otro aspecto preocupante es el nivel que ha alcanzado el salario mínimo en Chile. En la actualidad equivale, aproximadamente, a un 56% de la mediana salarial. Las diferencias en las distribuciones salariales entre países hace que ésta sea la magnitud relevante con la cual comparar el salario mínimo. Esta proporción entre el salario mínimo y la mediana salarial es comparable a la que existe en Francia, país que junto a Bélgica, tiene uno de los salarios mínimos más altos del mundo. No es raro, entonces, que la proporción de personas que ganan en torno al mínimo haya crecido a niveles peligrosos para el empleo en Chile. Los jóvenes ya lo han empezado a notar. Sus tasas de desempleo incluso antes de la crisis eran en términos relativos, esto es respecto de la tasa general de desempleo, de las más altas del mundo.
  • La política de fijación de los salarios mínimos conviene revisarla. La solución holandesa parece una alternativa atractiva para Chile. Para los jóvenes de 22 años el salario mínimo es equivalente al 85% del salario adulto y cae hasta llegar a un 30% para los jóvenes de 15 años. Además, el salario mínimo puede congelarse o reducirse si el nivel de desempleo ha aumentado más allá de un cierto umbral. El gobierno toma esta decisión previa consulta no vinculante con el Consejo Económico y Social, integrado en partes iguales por representantes de empleadores, representantes de empleados y expertos independientes. Si el umbral de desempleo no se ha superado, el salario mínimo crece como lo hacen las remuneraciones promedio de la economía.
74.271 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.935 SEGUIDORES SÍGUENOS
11.306 SEGUIDORES SÍGUENOS
9.150 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.258 SEGUIDORES SÍGUENOS