Puntos de Referencia Nº 235, octubre 2000.

Remuneraciones de los profesores. Antecedentes para la discusión

Carmen Le Foulon |
  • Cada dos años se negocian los salarios de los profesores. A pesar de que el Estado no es su empleador, las autoridades educacionales se sientan a negociar con el gremio una serie de aspectos que definen sus remuneraciones. Eso es lo que estamos viviendo en estos momentos. Pero, ¿cuál es la situación respecto de las remuneraciones de los profesores? Aquí se entregan algunos antecedentes para la discusión.
  • El ingreso por hora de los docentes es siempre mayor que el del total de asalariados, aunque las diferencias se van acortando a medida que aumenta el ingreso. Los ingresos de los otros profesionales son siempre superiores a los de los profesores. Para el caso de las mujeres, las diferencias se acortan notablemente, aun cuando las otras profesionales siguen siendo mejor remuneradas.
  • En los últimos años, la posición de los profesores ha estado mejorando, tanto en términos absolutos como relativos. Esto ya que la remuneración real ha subido más para los profesores que para el resto de los asalariados, y también se ha incrementado más que la de los otros profesionales.
  • Si se comparan los ingresos de distintas carreras según el puntaje en la PAA, vemos que existe una relación positiva entre ellos, es decir, las carreras con mayores puntajes de entrada son, a su vez, las de mayores ingresos. Como las carreras de pedagogía exigen en general menores puntajes de entrada, es plausible que las carreras a las cuales los profesores podrían haber optado, pero no lo hicieron, les reportaran menores ingresos que las carreras de exigencias más altas de puntaje, que son aquellas con las cuales los docentes tienden a compararse.
  • Los salarios de los profesores conforman una parte importante del presupuesto en educación, con lo que reajustes salariales muy altos pueden no ser sostenibles en el tiempo, y amenazar fuertemente los equilibrios fiscales. De ahí que los profesores no debieran esperar aumentos exagerados de sus ingresos, sino más bien apuntar a negociar alzas significativas de sus remuneraciones sólo en horizontes de tiempo prolongado.
  • En Chile, los profesores se encuentran relativamente bien respecto del promedio de los asalariados, aunque con remuneraciones relativas algo inferiores a los docentes en algunos países desarrollados. Además, en varios de esos países los profesores ganan un ingreso similar a otros profesionales, cosa que no sucede en Chile. Si queremos que los profesores provengan en una mayor proporción de los puntajes altos en la PAA, debemos tomar en cuenta esta realidad.
  • Pero no sólo se deben nivelar las oportunidades de ingresos, sino también igualar las reglas del juego: los profesionales son responsables de su labor y son evaluados en su desempeño de ésta; así también deben serlo los profesores.
75.322 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.756 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.375 SEGUIDORES SÍGUENOS
12.070 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
3.731 SEGUIDORES SÍGUENOS