Puntos de Referencia N° 331, marzo 2011

El momento económico internacional y nacional. Marzo 2011

Vittorio Corbo |

La economía mundial se ha recuperado más rápidamente que lo anticipado durante los últimos meses. EE.UU. creció 2,8% durante el último trimestre del 2010, Alemania 1,5%, y la Zona Euro como un todo 1,1%, a pesar de la crisis de solvencia fiscal por la que están pasando algunos de sus miembros.

Las proyecciones de crecimiento apuntaban a que los países industriales (salvo por Japón) seguirían un sendero de crecimiento sólido, pero moderado, durante el 2011 y el 2012, con tasas sobre el 3% para EE.UU. y sobre 1,5% para la Zona Euro. El panorama de los países emergentes era aún mejor, con un crecimiento esperado de casi 8% para Asia Emergente y de sobre el 4% para América latina.

La inestabilidad política en el Medio Oriente y Norte de África (MENA) y el terremoto en Japón le han quitado fuerza a este cuadro. Las proyecciones de crecimiento de la economía mundial para el 2011 se están revisando a la baja, pero todavía no es posible cuantificar con precisión el efecto final de estos eventos. Si no empeoran, el alza en el precio del petróleo debiera ser temporal, Japón se recuperará con fuerza, y el daño a la economía mundial será menor.

Si bien la economía mundial sigue en buen pie, hay ahora cuatro fuentes importantes de riesgo: un deterioro de la estabilidad política de grandes productores de petróleo en MENA, un deterioro de la crisis nuclear en Japón, un agravamiento de los problemas de solvencia fiscal y bancarios en Europa, y un fuerte aumento de las presiones inflacionarias en países emergentes.

La economía chilena ha vuelto a mostrar un fuerte crecimiento. Los sectores más activos han sido comercio, transporte y electricidad, gas y agua (EGA). El sector construcción, por su parte, ha comenzado a recuperarse y las expectativas del sector han mejorado de manera importante. La fuerza de la demanda interna llevará a un crecimiento en torno al 6% para el 2011 si no se materializan los riesgos importantes a la economía mundial.

La inflación ha cobrado fuerza a causa del agotamiento de brechas de capacidad y el alza de los precios internacionales de productos primarios. La inflación anual a diciembre del 2011 estará en torno al 4,5%. Para evitar que las expectativas de inflación se alejen más de la meta, el Banco Central deberá seguir elevando la tasa de política monetaria hasta normalizarla. Las expectativas de mercado sugieren que la TPM terminará el año en torno a 5,75%.

El tipo de cambio está siendo presionado por la respuesta del Banco Central a la inflación, términos de intercambio favorables, buenas perspectivas de crecimiento y un gasto fiscal dinámico. Lo más probable es que termine el año en un rango de 470 a 510 pesos por dólar. Intentar aumentar su nivel sería una lucha difícil en contra de los fundamentos económicos.

74.973 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.992 SEGUIDORES SÍGUENOS
12.230 SEGUIDORES SÍGUENOS
9.750 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.579 SEGUIDORES SÍGUENOS