Puntos de Referencia Puntos de Referencia N° 544, septiembre 2020

Una mirada al sistema de pensiones chileno. Antecedentes y propuestas para el futuro

Daniela Leitch B. | Mauricio Villena C. | Rafael Sánchez F. |
Foto: Internet

En Chile, el tema de una reforma al sistema de pensiones ha estado muy presente en la discusión pública de los últimos años y más recientemente, ha sido mencionada como una de las razones más importantes detrás del estallido social de octubre de 2019.

  • La pandemia del coronavirus ha convertido la reforma de los sistemas de pensiones en un imperativo urgente a nivel mundial, toda vez que ha aumentado el desempleo, caído el crecimiento económico y disminuido el retorno de las inversiones financieras, lo que amenaza la solvencia de los fondos de seguridad social en muchos países (Mitchell, 2020).
  • En su reciente informe, Pensions at a Glance 2019, la OCDE señala la necesidad de realizar reformas a los sistemas de pensiones, que reduzcan sus debilidades estructurales, los hagan más resistentes a eventuales crisis económicas en el futuro, y les permitan atender de manera sustentable las necesidades de largo plazo causadas por el envejecimiento de la población.
  • En Chile, el tema de una reforma al sistema de pensiones ha estado muy presente en la discusión pública de los últimos años y más recientemente, ha sido mencionada como una de las razones más importantes detrás del estallido social de octubre de 2019. La encuesta CEP de opinión pública de diciembre 2019 señala “las bajas pensiones” como el principal problema que debería solucionar el gobierno.
  • Este trabajo, busca contribuir a la discusión pública revisando el actual sistema de pensiones chileno y sus últimas modificaciones luego de la gran reforma del 2008. En él, se repasan la composición del sistema y varias de las propuestas más importantes de los últimos años, entre ellas las de: Comisión Bravo, segundos gobiernos de Michelle Bachelet y Sebastián Piñera, los Senadores Goic, Letelier y Navarro, y dos sociedades civiles. Seguidamente, se exponen criterios generales para el análisis de estas propuestas y se finaliza con propuestas elaboradas por los propios autores.
  • Se establecen los criterios generales de: Respeto a los derechos de propiedad de los ahorros individuales personales, Libertad de elección sobre la administración de fondos individuales, Más competencia y mejor regulación en los mercados de administración de fondos previsionales, Incentivos dinámicos correctos para el ahorro individual y para el empleo, Solidaridad inter e intrageneracional, Reforma previsional con equidad de género y Sustentabilidad fiscal del país. Estos criterios proveen un marco de análisis para analizar las distintas propuestas y son algunos de los que, se cree, deben cumplir cualquier nuevo sistema para promover la seguridad social y el desarrollo equilibrado del país.
  • Finalmente, se realizan recomendaciones de política para mejorar el actual sistema de pensiones chileno, entre ellas: Aumentar la edad de jubilación e indexarla a la esperanza de vida; crear un ingreso básico para la vejez que extienda la actual cobertura y monto del pilar solidario; traspaso gradual de las instituciones que poseen sistema de reparto hacia el sistema de capitalización individual; facilitar el acceso al mercado laboral para las mujeres que son madres; y mejorar la educación previsional, entre otros.
  • Con todo, las propuestas hechas responden a dos elementos que el nuevo sistema de pensiones debiera tener: i) Un sistema mixto, que combine adecuadamente un pilar solidario con un pilar contributivo y otro voluntario y, ii) Respeto irrestricto al derecho de propiedad sobre los recursos ahorrados.
74.476 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.937 SEGUIDORES SÍGUENOS
11.569 SEGUIDORES SÍGUENOS
9,476 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
2.424 SEGUIDORES SÍGUENOS