Puntos de Referencia Puntos de Referencia N° 603, mayo 2022

Los intelectuales de izquierda y el problema del triunfo

Rodrigo del Río |
Foto: Sincerely Media

El triunfo de la izquierda en Chile ha vuelto urgente la pregunta sobre cuál será la relación de los intelectuales con el poder durante el nuevo gobierno que comenzó en 2022.

  • El triunfo de la izquierda en Chile ha vuelto urgente la pregunta sobre cuál será la relación de los intelectuales con el poder durante el nuevo gobierno que comenzó en 2022.
  • Se distinguen tres visiones posibles sobre la relación del intelectual de izquierda con el triunfo político. La primera es la del intelectual abstracto que se identifica con el sistema político, al que justifica teóricamente para mantener sus propios privilegios. La segunda es la del intelectual comprometido, en la que el criterio para la victoria del mismo es el triunfo del grupo político o social al que pertenece. La última visión es la del intelectual público, cuyo criterio de triunfo es la victoria de la verdad, en el sentido de estándares compartidos para evaluar nuestra vida en común. El costo de esta última visión es la incomodidad que genera la intervención intelectual en el poder.
  • Los intelectuales de la izquierda chilena ya tuvieron que enfrentarse al problema del triunfo durante la victoria de Salvador Allende y la Unidad Popular (UP). Ante fuertes presiones para adoptar posiciones comprometidas, Enrique Lihn lideró una serie de intervenciones en defensa del rol público del intelectual. Las líneas más comprometidas afirmaron la configuración de una cultura proletaria. Lihn, en cambio, postuló la necesidad de un pacto interclasista, por el carácter pluralista de la sociedad chilena.
  • Lihn reivindicó el pluralismo a través de asumir la vía chilena al socialismo como estándar común, que implicaba el esfuerzo de reconciliar en la acción política la tensión entre los principios socialistas y los principios democráticos.
  • El triunfo presidencial de Gabriel Boric ha reconfigurado las capas intelectuales del Frente Amplio (FA), devolviendo una vez más a la izquierda al problema del triunfo. La organización colectiva de la crítica se ha hecho improbable. Las razones son el vaciamiento de los círculos intelectuales de la nueva izquierda —devenidos operadores políticos o asesores— por el ingreso al gobierno, el acecho de la antigua izquierda concertacionista para compensar ese vacío, y la vigilancia de la oposición que empuja a asumir posiciones acríticas.
  • Todavía está irresuelto el pacto del nuevo gobierno con los intelectuales y qué decisión tomará sobre el compromiso que tendrá la política progresista con la verdad.
76.737 SEGUIDORES SÍGUENOS
26.079 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
24.851 SEGUIDORES SÍGUENOS
16,374 SEGUIDORES SÍGUENOS
5.949 SEGUIDORES SÍGUENOS