Puntos de Referencia Puntos de Referencia N° 574, junio 2021 Martes 22 de junio de 2021

Trayectorias y dinámicas en los delitos: ¿Qué ha pasado durante la pandemia?

Roberto Cases V. | Rodrigo Vergara M. |
Foto: Maxim Hopman

Nuestros resultados indican que existe una significativa tendencia a la baja en el número de casos policiales y sus dos componentes (denuncias y detenciones) durante el año 2020, específicamente desde la llegada del Covid-19 al territorio nacional.

  • El presente artículo analiza si la tendencia y la distribución de los distintos tipos de hechos delictivos ha cambiado desde la llegada del coronavirus al territorio nacional. Luego, utilizando los datos de la Región Metropolitana (RM) y la variación temporal y territorial provocada por las cuarentenas, se estudia la asociación entre la movilidad y diferentes tipos de casos policiales.
  • Nuestros resultados indican que existe una significativa tendencia a la baja en el número de casos policiales y sus dos componentes (denuncias y detenciones) durante el año 2020, específicamente desde la llegada del Covid-19 al territorio nacional. No obstante, el tercer trimestre de dicho año está marcado por una reversión parcial a esta tendencia, lo que coincide con el relajamiento de las restricciones a la movilidad. Por otro lado, se observa que la distribución por tipo de hechos delictivos se ha mantenido relativamente estable en el tiempo. Sin embargo, destaca el aumento de tres puntos porcentuales en la proporción de casos por violencia intrafamiliar sobre el total de casos policiales. Este aumento implica que a pesar de que este tipo de casos ha caído, lo ha hecho en una proporción menor en comparación al total de casos policiales.
  • La caída en el número de casos policiales puede ser producto de la menor movilidad de los individuos como consecuencia de las cuarentenas. En particular, nuestras estimaciones revelan que, para las comunas del Gran Santiago, una caída de un 10% en la movilidad de las personas está asociada a una caída del 5,9%, 5,9% y 1,1% en el número de casos policiales por concepto de incivilidades, delitos de mayor connotación social (DMCS) y violencia intrafamiliar, respectivamente. En el resto de las comunas de la RM, una caída del 10% en la movilidad se asocia a una caída del 1,8% y un aumento del 0,5% en los casos policiales por DMCS y violencia intrafamiliar, respectivamente.
  • Por otro lado, se estima que las detenciones son relativamente más inelásticas respecto a la movilidad que las denuncias en las comunas del Gran Santiago, lo cual podría estar relacionado al hecho de que, en estas últimas, los individuos necesariamente requieren hacer una denuncia formal de manera presencial, lo cual es más costoso para las víctimas en comparación a las detenciones flagrantes.
  • Nuestros resultados no necesariamente reflejan una mejora en términos de percepción de seguridad de la población o en las instituciones que resguardan la misma. Más bien, la pandemia restringe la movilidad de las personas, influyendo en las trayectorias de delitos. Este hecho no es sostenible una vez que la pandemia acabe y, por ende, la disminución actual en los hechos delictuales debe ser interpretada cuidadosamente.
  • La evidencia internacional reciente sobre el efecto de las cuarentenas en el crimen, son consistentes con la evidencia aquí presentada.
75.322 SEGUIDORES SÍGUENOS
24.756 SEGUIDORES SÍGUENOS
14.375 SEGUIDORES SÍGUENOS
12.070 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
3.731 SEGUIDORES SÍGUENOS