Puntos de Referencia N° 361, septiembre 2013. Edición online.

El momento económico internacional y nacional. Septiembre 2013

Vittorio Corbo |

Baje documento aquíHasta mayo pasado, los mercados financieros internacionales se habían estado beneficiando de la abundante liquidez inyectada por los bancos centrales de las principales economías avanzadas. Pero a partir del anuncio de la FED que evaluaba comenzar la reducción de su programa de relajo monetario no convencional, los mercados financieros empezaron a sentir sus efectos tanto en las tasas de interés, los precios de las acciones y en su volatilidad.

A lo anterior se suman los temores a los efectos que pudiera tener una eventual intervención militar en Siria y las mejores noticias en China que tienen efectos adicionales en los precios de los commodities.

Los países más afectados por estos acontecimientos han sido aquellas economías emergentes abiertas y exportadoras de materias primas que presentan mayores desequilibrios y pobres perspectivas de crecimiento, sufriendo salidas de capitales y fuertes depreciaciones en sus monedas.

En cuanto a actividad, las mejores noticias han estado en Europa, Japón y China. En la Zona Euro, la recuperación sigue consolidándose con un sector industrial que se está expandiendo. Japón continúa su expansión empujado por políticas expansivas y la significativa depreciación real y EE.UU. continúa su moderada recuperación a pesar del severo ajuste fiscal. En el caso de China, las últimas cifras apuntan a que su economía retoma dinamismo en el margen manteniendo una inflación baja.

Las proyecciones de crecimiento para el 2013 se han ajustado al alza en Japón y España, y se han reducido en EE.UU. En el mundo emergente, con la excepción de China, éstas se han seguido ajustando a la baja. Para el 2014, las proyecciones de crecimiento mejoran para la Zona Euro y se corrigen a la baja en los países emergentes.

En tanto, en la economía chilena, varios acontecimientos han cambiado el cuadro macroeconómico interno. Entre ellos, los datos arrojados por las Cuentas Nacionales publicadas en agosto muestran una desaceleración más marcada en la actividad y una pérdida de dinamismo de la demanda final (consumo más inversión en capital fijo) más moderada que lo esperado.

La inflación anual de agosto se mantuvo en 2,2%, ubicándose nuevamente en el rango meta de la política monetaria. Además, la depreciación observada en el tipo de cambio nominal y real ayudará a que la inflación continúe acercándose al centro de la meta.

Con este contexto, la baja inminente de tasas que anunciaba el Banco Central en las últimas minutas de las RPM y en entrevistas a su Presidente y a sus consejeros se ve ahora más distante. Una eventual baja de tasas estará condicionada a señales más claras de un enfriamiento del mercado laboral y de una moderación del consumo privado.

Mi escenario central para el 2013 es de un crecimiento del PIB en la parte baja del rango del 4,0 y al 4,5% y una inflación anual en torno al 2,6%. Para el 2014, el crecimiento se ubicaría entre el 3,5% y el 4% y la inflación anual en torno al 3%.

A pesar de un entorno externo menos favorable, Chile tiene grandes activos como para enfrentar el cambio en las condiciones internacionales: institucionalidad monetaria, responsabilidad fiscal, un sistema financiero robusto y un mercado de capitales profundo. Además, a lo anterior se le agrega la diversificación regional de sus exportaciones, una inflación bajo la meta, importantes reservas internacionales y la recuperación de los fondos soberanos.

Sin embargo, Chile no es inmune a los efectos del deterioro de las condiciones financieras internacionales en el gasto privado y también enfrenta el problema de menores perspectivas de crecimiento por los problemas en el sector energético, el bajo crecimiento esperado de la productividad, y las limitaciones regulatorias y demográficas que afectan a la creación de empleo.

66.343 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.639 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,915 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.600 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
825 SEGUIDORES SÍGUENOS