Puntos de Referencia Nº 412, Septiembre 2015

El momento económico internacional y nacional. Septiembre 2015

Vittorio Corbo |

Baje documento aquíEste año la economía mundial apunta a un crecimiento inferior al observado en 2014, producto de un menor crecimiento en los países emergentes y de una mediocre recuperación de las economías avanzadas.

En los últimos dos meses la economía mundial ha estado sometida a turbulencias financieras, como resultado del reventón de la burbuja accionaria y una desaceleración aparentemente más pronunciada de lo proyectado en China, junto con la expectativa de un alza en la tasa rectora por parte de la Reserva Federal. Estos eventos han gatillado correcciones a la baja y una mayor volatilidad de los precios de los activos, una baja en los precios de los commodities, salidas de capitales y depreciación cambiaria en los países emergentes, especialmente en países con importantes desequilibrios fiscales o externos, en países exportadores de materias primas y en aquellos países que comercian intensivamente con China.

Entre los países avanzados, Estados Unidos continúa en su senda de crecimiento, con un mercado laboral más dinámico, un menor freno fiscal y una importante recuperación de su mercado inmobiliario. Con una inflación muy por debajo de la meta, las turbulencias financieras y los problemas de China, la FED decidió postergar la tan anticipada alza de tasas.

En la Zona Euro, las principales economías aceleran su crecimiento en el segundo trimestre, mientras la inflación se ubica por debajo de la meta, en medio de riesgos de deflación.

En cuanto a proyecciones para este año, se espera un crecimiento mundial en torno a 3,1 por ciento, menor al crecimiento de 2014.

En Chile, luego de la leve recuperación de fines de 2014 y comienzos de este año, la actividad se estancó entre el primer y el segundo trimestre, aunque las cifras retomaron algo de dinamismo en julio. Hoy Chile enfrenta un escenario macro complejo: crecimiento por debajo del potencial, alta inflación, mayor déficit fiscal, caída en la inversión y exportaciones, y expectativas de empresarios y consumidores en terreno pesimista. Al mismo tiempo, dada la revisión a la baja en el precio de largo plazo del cobre y en la tasa de crecimiento potencial, la política fiscal será menos expansiva el año 2016, mientras el Banco Central se prepara para una próxima alza de la tasa de política monetaria, en un entorno de mayor volatilidad de los mercados internacionales y menor crecimiento externo. Todo esto genera condiciones más recesivas, por lo que se hace urgente mejorar las políticas internas para proteger el crecimiento.

66.343 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.639 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,915 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.600 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
825 SEGUIDORES SÍGUENOS