Puntos de Referencia N° 437, septiembre 2016

Urgentes modificaciones al nuevo sistema de admisión escolar

Sylvia Eyzaguirre T. |

La Ley de Inclusión Escolar crea un nuevo sistema único de postulación y admisión para los establecimientos escolares que reciben recursos del Estado, cuya implementación comienza este año. El principio que se busca resguardar es la libertad de elección por parte de las familias.

El decreto que norma el nuevo sistema de postulación y selección contiene varios problemas que arriesgan una implementación exitosa de no ser subsanados a tiempo.

Para el proceso de postulación, la ley establece que los padres o apoderados pueden postular a todos los colegios que deseen, ordenando la postulación de mayor a menor preferencia. La postulación se puede realizar de forma presencial, ya sea en el mismo establecimiento al que se desea postular o en otro establecimiento, o de forma remota. Todas las postulaciones se realizarán a través de un portal que pondrá a disposición el Ministerio de Educación. Una vez finalizado el proceso de postulación, los establecimientos reciben una lista con todos los postulantes.

El proceso de admisión tiene dos etapas. La primera etapa se lleva a cabo en los establecimientos. Estos están obligados a admitir a todos los postulantes, cuando las vacantes ofrecidas son iguales o mayores al número de postulantes. Si existiera sobredemanda, los colegios deben implementar un sistema de selección aleatorio, respetando los criterios de prioridad establecidos en la ley. Las listas de postulantes por escuela, en la ordenación que corresponda según los criterios de prioridad y los resultados de los sorteos, deben ser enviadas al Ministerio de Educación. La segunda etapa se lleva a cabo a nivel central en el Ministerio de Educación. En esta etapa, el Ministerio revisará que ningún alumno quede en más de un colegio y velará porque los cupos de los establecimientos se vayan llenando de acuerdo a las preferencias de las familias, buscando la mejor combinación posible para que el mayor número de postulantes quede en su más alta prioridad. Finalizado este proceso, el Ministerio de Educación envía a todos los establecimientos escolares la lista de postulantes que quedaron aceptados en sus establecimientos. Cada escuela es responsable de contactar a las familias y comunicar los resultados.

El decreto que norma el nuevo sistema de postulación y selección contiene varios problemas que arriesgan una implementación exitosa de no ser subsanados a tiempo. Los principales problemas son:

  1. No se asegura que los niños que ingresaron a un establecimiento a estudiar en un nivel anterior a prekínder (Play Group) continúen sus estudios en el mismo establecimiento.
  2. Existe una duplicidad en el sistema de admisión para los niños con necesidades especiales.
  3. Los colegios mixtos no pueden fijar cupos por género. Esto implica que no está asegurada una distribución simétrica entre niños y niñas.
  4. El decreto no obliga al Mineduc a publicar toda la información que necesitan los padres. En concreto, se omite información relativa a financiamiento compartido, calidad y si la familia es prioritaria.
  5. Se discrimina entre familias, al privilegiar a los hermanos legalmente acreditados.
  6. El sistema de selección tiene un problema de diseño, que perjudica a los alumnos que repiten de curso, pues estos tienen desventajas a la hora de postular a otro colegio frente a los alumnos que no han repetido.
  7. Tal como está redactado el decreto se corre el riesgo de utilizar el mecanismo que privilegia la primera preferencia. Este mecanismo se implementó en Boston y fracasó, pues incentiva a postular de forma estratégica, privilegiando a los estudiantes de familias con mayor capital cultural.
66.343 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.639 SEGUIDORES SÍGUENOS
7,915 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.600 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
825 SEGUIDORES SÍGUENOS