Puntos de Referencia N° 517, agosto 2019

¿Vivienda social en el barrio? Temores pasajeros e infundados

Jonathan Orrego | Santiago Abogabir | Slaven Razmilic |

En este trabajo evaluamos el impacto de desarrollar condominios sociales en altura en los precios y cantidad de transacciones mensuales de las viviendas ubicadas en zonas aledañas. Los resultados muestran, de manera transversal, que no existe un cambio de precios.

  • La evidencia sobre el efecto de ubicar viviendas subsidiadas en barrios acomodados muestra resultados dispares y, en general, poco concluyentes.
  • Los resultados de este estudio muestran que no existe efecto en precios, aunque sí una disminución leve, temporal y apenas significativa en la cantidad de transacciones.
  • La baja se concentra en casas y cuando el condominio social en altura propuesto es de muchos pisos, lo que da cuenta de que los efectos negativos solo aparecen cuando hay contrastes importantes entre las viviendas sociales y las existentes en el barrio.
  • El que los precios no caigan y que las transacciones bajen el ritmo solo temporalmente, apunta a que el temor a la baja de precios es solo un temor, una aprehensión que no se sostiene.
  • Luego, para evitar eventuales efectos negativos, es importante contar con diseños que se inserten adecuadamente en sus entornos.
  • Cuando tipologías y diseños de viviendas sociales difieren menos de los contextos en que se desarrollan, los riesgos potenciales desaparecen, lo que es relevante para la inserción de proyectos futuros.

ARTÍCULOS RELACIONADOS