Puntos de Referencia Nº 74, febrero 1991.

Restricciones a la competencia en Chile: El caso de los taxis

Carla Lehmann S.B. | Harald Beyer |
  • Se encuentra en trámite un decreto del Ministerio de Transportes que dispone que no podrán circular los taxis con una cilindrada inferior a 1.500 cc. y que tampoco podrán ingresar en el futuro a esta actividad automóviles usados. Esta medida se ha fundamentado en el supuesto sobredimensionamiento de este parque automotriz y, por consiguiente, en su contribución a la congestión vehicular.
  • Esta medida restringirá, en el mediano plazo, la competencia en este sector, consagrando una situación de privilegio en beneficio de los dueños de taxis establecidos.
  • Como consecuencia de este decreto se afectará patrimonialmente a los dueños de automóviles fabricados desde 1983 en adelante y limitará el derecho de propiedad sobre dichos automóviles. Más aún, como lo demuestra la experiencia de otros países estas medidas restrictivas constituyen una transferencia de riqueza desde los consumidores hacia los taxistas, que en Chile puede alcanzar a una cifra que va entre US$ 17 y US$ 25 millones al año.
  • El costo del taxi en Santiago es bajo comparado con otras ciudades del mundo. Este es un beneficio generado por la libre competencia. Establecer barreras de entrada al sector redundará en un perjuicio para los usuarios que tienden a ser más a medida que, justamente, baja el costo. De hecho, un 8% de los hogares que componen el 40% de menores ingresos de Santiago utilizan habitual u ocasionalmente taxi como medio de transporte público. Esta cifra se eleva a 20% en caso de los ingresos medios. Por último, esta medida no logrará disminuir la congestión vehicular, porque el impacto de ella sobre el número de automóviles que circulan en Santiago es mínimo.
73.845 SEGUIDORES SÍGUENOS
23.899 SEGUIDORES SÍGUENOS
10.980 SEGUIDORES SÍGUENOS
8.807 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
1.942 SEGUIDORES SÍGUENOS