Estudios Públicos Nº 59, 1995.

Las intenciones de Heródoto

Alfonso Gómez-Lobo |

La crítica moderna ha confirmado la opinión de que Heródoto es el iniciador de la historiografía occidental. Escribir historia es recoger toda la información disponible sobre un periodo del pasado y presentarla bajo una unidad que le confiera sentido. Entre los factores que conceden sentido está sin duda la indagación de las causas de los acontecimientos. En el caso de Heródoto existen dificultades en lo que concierne a la noción de causa y a su presentación dentro de un extraño contexto: una colección de relatos míticos concatenados artificialmente y depurados de todo elemento fantástico. La tesis de este trabajo es que Heródoto, lejos de querer iniciar su historia con la tradición mítica, rechaza el mito como fuente de conocimiento del pasado. Lo rechaza empero teniendo in mente a su predecesor Hecateo de Mileto. Fue éste quien concibió la idea de extraer verdad de los mitos, pero para poder hacerlo tuvo primero que racionalizarlos, hacerlos verosímiles. A fin de probar esta tesis, el presente artículo analiza los cinco primeros capítulos de la obra de Heródoto y los compara con algunos fragmentos de Hecateo.

63.649 SEGUIDORES SÍGUENOS
22.169 SEGUIDORES SÍGUENOS
6.002 SEGUIDORES SÍGUENOS
4.690 SUSCRIPTORES SÍGUENOS
672 SEGUIDORES SÍGUENOS