Puntos de Referencia | N° 384, noviembre 2014

Cierre de colegios: ¿Amenaza o advertencia?

Baje documento aquíEn las últimas semanas han aparecido en el diario El Mercurio varios insertos firmados por un grupo de sostenedores que comunica su intención de cerrar los colegios que administran, si el proyecto de ley que termina con el lucro, el financiamiento compartido y la selección se aprueba en los actuales términos. Dado que es realista asumir que la aprobación de este proyecto de ley inducirá el cierre de algunos colegios, resulta útil revisar cómo son los colegios que subscribieron los avisos, a qué tipo de alumnos afectaría su decisión de cierre y qué aspectos del proyecto de ley son susceptibles de ser mejorados para procurar que cierre el menor número posible de colegios.

En conjunto, estas instituciones educan a más de 200 mil alumnos y tienen una matrícula promedio de 664 alumnos por establecimiento, considerablemente mayor que el promedio nacional, que es inferior a los 300 alumnos.

La gran mayoría de estos colegios no tienen la posibilidad de pasarse al sector particular pagado, pues atienden a alumnos de clase media, cuyas familias en general no cuentan con los recursos suficientes para costear un colegio particular pagado.

Más de un tercio de estos colegios (22% de la matrícula) no cobra financiamiento compartido. El copago promedio de los colegios que sí cobran bordea los $ 18.000 (pesos de 2012), similar al promedio de financiamiento compartido del sector particular subvencionado. De continuar en el sistema escolar, sería muy probable que cerca del 66% de los colegios que firmaron el inserto y cobran copago, que comprende a 58% de la matrícula que paga financiamiento compartido, se convierta en gratuito, lo que beneficiaría a más de 150.000 niños.

Si miramos los excedentes, observamos que más de un tercio de estos colegios, que comprende a un tercio de la matrícula, no reporta excedentes. Considerando sólo los establecimientos que reportan excedentes, el promedio de excedentes por colegio es de aproximadamente $ 4.684.681 mensuales y de $ 6.668 por alumno. En comparación con el promedio nacional de colegios con lucro que reportan excedentes, los sostenedores que firmaron el inserto tienen considerablemente menos excedentes por alumno, pero prácticamente el doble de excedentes por establecimiento. Esto se explica porque estos colegios tienen casi el doble de alumnos que el promedio de los colegios organizados como sociedades comerciales.

Tres de cada cuatro de los colegios que firmaron el inserto reportaron en 2012 gastos en arriendo o compra de muebles e inmuebles, similar al porcentaje nacional de colegios con lucro que incurrió en este gasto, que bordea el 72 por ciento. El gasto promedio mensual por colegio es cercano a $ 7.300.000, más del doble que el promedio nacional de gasto de los colegios con lucro. Ello se debe, principalmente, al tamaño de estos colegios, pues como puede observarse el gasto promedio por alumno mensual es de $ 8.229, considerablemente más bajo que el gasto promedio por alumno de los colegios con lucro, que bordea los $ 10.700.

Los puntajes SIMCE, controlando por nivel socioeconómico, no son muy distintos al promedio de los colegios que no firmaron el inserto. Sin embargo, 57% de los alumnos matriculados en los colegios firmantes asiste a establecimientos que tienen resultados significativamente mejores que el promedio nacional, controlando por nivel socioeconómico.

Cuando observamos el perfil de los colegios que firmaron los insertos, nos damos cuenta de que no son muy distintos del resto de los colegios con fines de lucro. Si estos colegios efectivamente están considerando cerrar, entonces el mensaje implícito no es demasiado tranquilizador: es muy probable que muchos más colegios se encuentren en una situación similar.
Sylvia Eyzaguirre T.

Sylvia Eyzaguirre T.

Área de investigación: Educación, con énfasis en institucionalidad y formación docente; fenomenología y hermenéutica.

Ver más del autor
Andrés Hernando

Andrés Hernando

Áreas de Investigación: Energía, Medio Ambiente y Pobreza

Ver más del autor