Puntos de Referencia | N° 442, octubre 2016

El financiamiento privado y la participación electoral

Las próximas municipales serán las primeras tras las profundas reformas introducidas a la regulación del financiamiento y propaganda electorales.

¿Estará relacionado el financiamiento de las campañas electorales, que incide sobre el gasto en propaganda electoral, con la participación de los ciudadanos en las elecciones?

En pocos días más se llevarán a cabo las elecciones municipales 2016. A pesar del poco tiempo que falta para ellas, no se percibe un ambiente electoral en las calles. Con esto, vuelve a asomar el fantasma de una masiva abstención electoral. En 2012, primera elección con inscripción automática y voto voluntario, y que fue precisamente la última elección municipal, la participación electoral llegó a 43 por ciento.

Las próximas municipales serán las primeras tras las profundas reformas introducidas a la regulación del financiamiento y propaganda electorales. En este sentido, vale la pena preguntarse, ¿Estará relacionado el financiamiento de las campañas electorales, que incide sobre el gasto en propaganda electoral, con la participación de los ciudadanos en las elecciones? Éste documento se investiga la posible asociación entre financiamiento privado y participación electoral en esa elección municipal de 2012.

La idea detrás de esta posible relación tendría que ver con que las campañas electorales aportan información a los votantes, reduciendo relativamente los costos de informarse por dos vías: recuerdan a los votantes que hay elecciones, y transmiten información sobre la identidad de los candidatos y de sus ideas.

Los resultados de las regresiones que se hacen en este documento muestran que, controlando por variables socioeconómicas, demográficas e institucionales, existe una relación positiva entre mayor financiamiento privado en la comuna y participación electoral. Esta correlación es creciente con el tamaño de la comuna, es decir, en las comunas más grandes un peso adicional por habitante está relacionado con un aumento mayor en la participación que en las comunas más pequeñas.

Si, por desgracia, la participación electoral el domingo 23 exhibe un nuevo descenso, quizás sea más útil que, junto con las explicaciones holísticas que se ofrezcan (como, por ejemplo, una supuesta crisis de legitimidad de las instituciones democráticas), se vuelva la mirada a algo más concreto y corregible como la regulación del financiamiento electoral.

Ricardo González T.

Ricardo González T.

Áreas de investigación: opinión pública, análisis comparado, bienestar subjetivo, información política, movilidad subjetiva, participación electoral.

Ver más del autor
Lucas Sierra I.

Lucas Sierra I.

Áreas de Investigación: derecho constitucional e instituciones políticas

Ver más del autor
Francisco Szederkenyi V.

Francisco Szederkenyi V.

Ver más del autor