Puntos de Referencia | N° 500, enero 2019

El momento económico internacional y nacional. Enero 2019

El panorama económico global se ve más incierto, más allá de un cierto optimismo que se ha producido en las últimas semanas.

El panorama económico global se ve más incierto, más allá de un cierto optimismo que se ha producido en las últimas semanas, debido a temas como el eventual acuerdo comercial entre China y Estados Unidos, y el anuncio de la Reserva Federal de una política monetaria menos restrictiva que la que había estimado previamente. Este mayor optimismo en el margen, se ha traducido en una recuperación del precio de ciertos activos.

El mundo sigue creciendo sobre el promedio histórico. En Estados Unidos, y a pesar de su dinamismo en el tercer trimestre, se empiezan a ver indicadores de actividad menos promisorios en el margen y se proyecta que esto se profundice hacia adelante. Ello, debido a la moderación en el tiempo de los efectos del estímulo fiscal, a la política monetaria más restrictiva, a los problemas políticos y a la guerra comercial, entre otros. En Europa y Japón la desaceleración en el margen ha sido importante.

Todo indica que el mundo está bastante menos preparado para enfrentar una desaceleración significativa que lo que estaba previo a la crisis de 2008-2009. La razón fundamental radica en que los instrumentos de política fiscal y monetario se han usado intensivamente y, luego, tienen hoy menos espacio que en ese entonces.

En China se observa un menor dinamismo en los últimos datos, lo que ha generado preocupación en sus autoridades. Tanto el gobierno como el banco central han reaccionado tomando medidas para impulsar la economía de manera significativa. Así, por ejemplo, recientemente se realizó una baja importante de los encajes bancarios.

En Chile, la actividad en el cuarto trimestre ha ido de acuerdo con lo esperado. En términos de IMACEC, el del mes de octubre fue más bajo de lo esperado, pero el de noviembre fue superior. Lo anterior lleva a que se espere un crecimiento de alrededor de 3,5% para el cuarto trimestre de 2018 y en torno al 4% para todo el año. Esto implica un rebote con respecto a las cifras del tercer trimestre, que habrían sido las más bajas del año. Para 2019 se estima que el crecimiento estará en el rango de 3,0-3,5%. No se han observado cambios en el crecimiento potencial. El escenario externo no es negativo, sin embargo hay un deterioro en el margen. A pesar del mayor crecimiento, las cifras de creación de empleo no han repuntado y el desempleo es algo mayor que hace doce meses.

Rodrigo Vergara M.

Rodrigo Vergara M.

Ver más del autor