Puntos de Referencia | N° 432, julio 2016

El momento económico internacional y nacional. Julio 2016

Lea, además, la presentación realizada en la reunión privada "El Momento Económico Julio 2016" el 12 de julio de 2016.

 

La persistente desaceleración del crecimiento mundial ha continuado en los últimos meses, en un escenario de marcada volatilidad en los mercados financieros internacionales debido a la incertidumbre sobre la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos, el shock del reciente y estrecho triunfo del Brexit, y una renovada preocupación sobre el crecimiento de China.

Los principales eventos económicos tienen lugar en Europa, donde el triunfo del Brexit ha tenido un importante impacto económico y significativas consecuencias políticas. A nivel económico, una renovada incertidumbre, mayor volatilidad financiera y menor confianza de los inversionistas afectará principalmente al Reino Unido, cuyo crecimiento en el corto y mediano plazo se ha revisado a la baja. Así mismo, la Unión Europea se verá afectada no sólo por la mayor incertidumbre sobre los efectos económicos del Brexit, sino también por factores geopolíticos, tanto en el corto como en el mediano plazo.

Estados Unidos continúa su expansión, en medio de un mercado laboral más dinámico, expectativas de mantención de la tasa de política monetaria y un aumento de la riqueza de las familias. Las principales economías de la Zona Euro, por su parte, mantienen el dinamismo en la actividad, acorde con el impulso del canal del crédito, menor desempleo y una política fiscal menos restrictiva. En los mercados emergentes, China crece sobre 6 por ciento, mientras Brasil toma medidas para ajustar su economía, mostrando indicios de que la contracción estaría llegando a su fin. En el resto de emergentes el escenario externo menos auspicioso y la mayor volatilidad impactan sus economías, en un contexto de bajos precios de commodities.

En cuanto a proyecciones para este año, se espera un crecimiento mundial en torno a 3,0 por ciento, inferior al crecimiento estimado para 2015.

En el frente interno, el débil crecimiento continúa en medio de un clima de pesimismo por parte de los consumidores y empresarios. Factores, que junto a un menor crecimiento externo, limitan la expansión de las exportaciones y de la actividad. Por su parte, la inversión sigue cayendo y el consumo pierde impulso, de la mano del deterioro en la confianza de los consumidores y en el mercado laboral.

El mercado laboral se ajusta fuertemente, reflejando la debilidad del ciclo económico, con un alza en el desempleo, menor creación de empleo, alza del empleo por cuenta propia y menor crecimiento de la masa salarial. Por su parte, las colocaciones se desaceleran, mientras las exportaciones aminoran su caída.

La inflación anual, mantiene la tendencia decreciente y se encamina al rango de tolerancia del Banco Central hacia el tercer trimestre.

En cuanto a proyecciones para Chile, se estima un crecimiento en el rango de 1 a 2 por ciento para este año y el próximo, y una inflación en el rango 3,2-3,8 por ciento para este año, y en torno a 3 por ciento el próximo.

Vittorio Corbo

Vittorio Corbo

Ver más del autor