Puntos de Referencia | N° 440, octubre 2016

¿Existe una crisis institucional en el Chile actual?

El problema son los altos niveles de desconfianza en las instituciones que tienen como causa el deterioro en el desempeño de éstas.

A continuación revisamos críticamente los argumentos sostenidos que hablan de diversas crisis: crisis de la democracia, de confianza, de representatividad o legitimidad de las instituciones —especialmente de aquellas que son soportes de la democracia—. Analizamos cada uno de estos escenarios usando principalmente cifras de opinión pública, con el fin de aportar al debate sobre qué es lo que ocurre actualmente en el sistema político chileno.

En primer lugar, nos referimos a la supuesta crisis de la democracia en Chile, evidenciando que la diferenciación entre cómo se evalúa el funcionamiento de la democracia respecto de la adhesión a los principios democráticos es clave para descartar este escenario.

Respecto del funcionamiento de la democracia, se analiza la relación que éste tiene con el desempeño de las instituciones y la confianza ciudadana que se deposita en ellas. En las últimas décadas, ha existido una fuerte caída en la confianza de la gran mayoría de las instituciones y de las autoridades, tendencia que también se observa en democracias consolidadas. Uno de los factores que incide en el desempeño de las instituciones es la corrupción, cuya percepción ha aumentado fuertemente en los últimos años.

En tercer lugar, analizamos la supuesta crisis de legitimidad producto de un déficit de representatividad de las instituciones. Sin embargo, frente a la escasa identificación de la ciudadanía con los partidos políticos, se observa un alza en los militantes en los últimos años en Chile. También nos referimos a la declinación de la participación electoral, comentando la caída en el sesgo etario con la introducción del voto voluntario y comparando la participación electoral en elecciones locales con otros países. Por último, analizamos el supuesto problema de legitimidad generado por la ausencia de mecanismos de democracia directa, usando datos de opinión pública sobre interés y participación en la política. Se discute también si las manifestaciones son realmente un cuestionamiento a la democracia.

Como conclusión, proponemos un diagnóstico alternativo: el problema son los altos niveles de desconfianza en las instituciones que tienen como causa el deterioro en el desempeño de éstas. Los desafíos institucionales pasan entonces por abordar el tema de la corrupción y mejorar la calidad de los servicios que el Estado presta a los ciudadanos, con el objeto de mejorar el desempeño de las instituciones.

Isabel Aninat S.

Isabel Aninat S.

Áreas de Investigación: Pueblos Originarios, Convenio 169, Institucionalidad política, Ley de Partidos.

Ver más del autor
Ricardo González T.

Ricardo González T.

Áreas de investigación: opinión pública, análisis comparado, bienestar subjetivo, información política, movilidad subjetiva, participación electoral.

Ver más del autor