Debates de Política Pública | N° 8 abril 2015

Fortalecimiento de la carrera docente

Síntesis

La evidencia internacional señala que uno de los principales factores al interior del establecimiento escolar que incide en el aprendizaje de los estudiantes es la calidad de los docentes. Los sistemas de mejor desempeño en educación logran atraer a estudiantes de altas habilidades a la formación docente, retienen a los mejores docentes en la profesión, y los estimulan y entregan apoyo para que puedan desempeñarse de forma efectiva.

En Chile, por el contrario, la situación es radicalmente distinta. La abundante oferta de programas de pedagogía, el bajo rendimiento académico de los alumnos que ingresan a pedagogía, la mala calidad de los programas de formación inicial, una estructura de remuneraciones rígida, que no reconoce el mérito y que está muy por debajo de otras profesiones afines, una institucionalidad de la educación poco eficiente, donde existe difusión de responsabilidades y donde el director no tiene las atribuciones suficientes para desempeñar su cargo de forma efectiva, dificultades para despedir a docentes de bajo desempeño y premiar a los de buen rendimiento, falta de incentivos para atraer a buenos docentes a las escuelas más vulnerables, y un Estatuto Docente que no promueve la excelencia, son los principales problemas del sistema de educación escolar en Chile.

Para cambiar esta situación se hace indispensable reformas que, por una parte, estimulen el ingreso y la retención en la profesión docente de personas con altas competencias, promuevan el esfuerzo al interior de la profesión y el continuo perfeccionamiento, y aseguren una formación docente inicial de calidad.

En esta línea se proponen las siguientes medidas:

1. Elevar los requisitos para estudiar pedagogía y aumentar las exigencias a los programas de pedagogía.

2. Empoderar a los equipos directivos de establecimientos municipales, entregándoles mayores atribuciones para seleccionar, evaluar y desvincular a sus docentes.

3. Crear una carrera profesional desafiante y atractiva, que reconozca el mérito y la experiencia, para todos los docentes y educadoras de párvulo de establecimientos que reciben aportes del Estado.

4. Crear perfiles salariales atractivos, especialmente para los niveles de mejor desempeño.

5. Crear un bono pro equidad equivalente al 40 por ciento del sueldo, que permita atraer a los docentes destacados a trabajar a las escuelas más vulnerables.

6. Hacer obligatoria la evaluación de desempeño anual a cargo del equipo directivo del establecimiento, pieza clave para el diseño de estrategias de mejoramiento continuo, y vincular la desvinculación de los docentes del sector municipal a los resultados de esta evaluación.

7. Sistema de acreditación de conocimientos y habilidades en base a instrumentos que sean capaces de reconocer la efectividad de los docentes en función de los aprendizajes de los estudiantes.

8. Crear un Fondo de Indemnización que ayude a cubrir parte de los gastos de desvincular a los docentes de bajo desempeño.

9. Aumento de la subvención con el fin de mejorar las condiciones al interior de la sala de clases, por ejemplo, disminución de las horas lectivas, disminución de alumnos por aula, más asistentes o educadoras de párvulo por alumnos, etc.

Esta propuesta tiene un costo aproximado de 2.300 millones de dólares, sin considerar a las educadoras de párvulo que trabajan en salas cunas y jardines infantiles.


NOTA: Revise la Planilla Estimación Costo Nueva Carrera Docente utilizada en esta propuesta.

Sylvia Eyzaguirre T.

Sylvia Eyzaguirre T.

Área de investigación: Educación, con énfasis en institucionalidad y formación docente; fenomenología y hermenéutica.

Ver más del autor
Fernando Ochoa

Fernando Ochoa

Ver más del autor