Opinión La Segunda, 21 de octubre de 2016

Investigador del CEP plantea su críticas a nuevo financiamiento electoral

Ricardo González T. |

Dos artículos publicó el CEP en la última semana, en los que anticipan antes de las elecciones, a modo de transparencia, sus críticas frente a las nuevas restricciones.

Dos artículos publicó el CEP en la última semana, en los que anticipan antes de las elecciones, a modo de transparencia, sus críticas frente a las nuevas restricciones legales a las campañas y el financiamiento electoral, surgidas del Consejo Anticorrupción que presidió Eduardo Engel.

Y aunque no apunta a Engel, Ricardo González, coordinador de opinión pública del CEP, es autor, junto a otros investigadores, de los dos textos. En uno de ellos, firmado con la académica Loreto Cox, transparentaron diez parámetros para medir las elecciones (ver página 26).

—En un artículo, parten con una cita de Tolstoi, que dice que, incluso, a los hombres "muy inteligentes" les cuesta admitir la más "obvia verdad" y la "falsedad de conclusiones" propias, pero erradas, "sobre las que han construido sus vidas". ¿A quién se la dedican?

—(Ríe) A nadie en particular. Es un comentario general respecto de interpretaciones que se hacen post elecciones. Algunos analistas tienen sus propias teorías, por ejemplo, sobre la abstención, los resultados, si favorecen a la izquierda o a la derecha. La idea de este ejercicio es que nos comprometemos con ciertos criterios, que son arbitrarios, pero son arbitrarios antes de la elección. No estaremos ajustando nuestras interpretaciones al modo en que se dieron los resultados.

—Un criterio es la votación de alcaldes a la reelección y si afectaron las leyes promovidas por Engel. Uds. dicen que la reducción de aportes privados "probablemente reducirá la desafiabilidad de autoridades". ¿En el CEP promueven ampliar los aportes privados?

—La discusión se concentró en terminar con el financiamiento de empresas y otras cosas. Y cuando la competitividad y la participación se perjudica, ya sea porque hay un financiamiento más bajo y una propaganda más restringida, eso también va generando un ambiente de que no hay elecciones o desconocimiento. Todas esas cosas van perjudicando. En el CEP, en general, nuestra perspectiva es que aquí, en la discusión de financiamiento electoral, hubo aspectos importantes que se dejaron de lado.

—¿Entonces tienen un juicio crítico de lo que ha defendido Eduardo Engel?

—Hemos planteado que el financiamiento privado es importante para los candidatos desafiantes, porque viene antes de la elección. Y el financiamiento estatal, sus anticipos, son montos muy bajos. La mayor parte del financiamiento estatal es después de la elección, cuando el candidato ya no necesita la plata.

—Pero hay desafiantes, que son militantes, que sí están recibiendo muchos recursos estatales en forma anticipada de sus partidos, por ejemplo, el postulante PC en La Florida... Y hay tres comunas, Santiago, Providencia y Ñuñoa, donde los desafiantes (Alessandri, Matthei y Molina) tienen más aportes privados que los ediles en ejercicio.

—No digo que no estén recibiendo aportes, sino que hay un cambio en la composición de ese financiamiento… Mucho de ese financiamiento se obtiene a partir de aportes propios y transferencias de partidos. Eso incide en cómo se compite hacia adelante, donde ya parece que no conviene ir de independiente, hay que buscar partido. Como la composición del financiamiento cambia, también cambia la "desafiabilidad", pasa a depender de recursos que puedas obtener, ya sea porque tienes muchos ingresos propios o porque estás asociado a un partido.

—¿Y en materia de propaganda?

—Es cierto que la ciudad se veía fea llena de letreros y que quizás éstos eran pocos informativos, pero por lo menos se generaban dos cosas que, a nuestro juicio, son relevantes. Primero, nos hacía notar que había elecciones. Segundo, el rostro del candidato, sobre todo de los desafiantes, ayudaba a que fueran conocidos.

—Hay una tesis, que anda circulando en el mundo político, de que si baja la participación será culpa de Engel.

—La participación electoral tiene varios componentes. Más que atribuirles la culpa a unos u otros, aquí todos tenemos, de alguna manera, responsabilidad en esto. Más que culpar a alguien, hay que ponerse a trabajar inmediatamente.