Opinión | El Mercurio, 24 de julio de 2015

Las cifras macro

Las cifras más recientes muestran que Chile está creciendo en torno al 2%; las estimaciones de producto tendencial sugieren que podemos crecer sostenidamente al 3,5%; la evidencia internacional señala que los países con el nivel de desarrollo del nuestro se expanden en promedio al 4,5% y que, de entre ellos, los más exitosos lo hacen al 5,5%. Las diferencias importan: dos puntos más de crecimiento reducen a la mitad el tiempo necesario para doblar nuestro producto.

El nuevo equipo económico está abocado a extinguir el incendio: recuperar las confianzas es clave para retomar nuestro crecimiento tendencial. Pero ello, aunque urgente, es solo la mitad de la tarea; la otra es aumentar ese crecimiento de largo plazo desde el magro 3,5% actual al 4,5% promedio de las economías como la nuestra, o incluso al 5,5% de aquellas que se destacan en ese grupo, como ya lo hicimos en el pasado reciente.

Ojalá la autoridad logre pronto mejorar las expectativas para que podamos enfocarnos en la pregunta que verdaderamente importa para las futuras generaciones: qué hacer para crecer sostenidamente más.
Raphael Bergoeing Vela

Raphael Bergoeing Vela

Áreas de Investigación: productividad, crecimiento, innovación y coyuntura económica.

Ver más del autor