Puntos de Referencia | N° 489, septiembre 2018

Maternidad y desigualdad: ¿No hay mejor anticonceptivo que un futuro brillante?

Todos los datos analizados en este documento vienen de la encuesta CASEN 2017 y, específicamente, se basan en las preguntas “¿Cuántos hijos nacidos vivos ha tenido usted en su vida?” y “¿Qué edad tenía usted cuando nació su primer hijo?”.

La desigualdad es una de las principales discusiones en nuestro país. Con la reciente publicación de los datos de la encuesta CASEN 2017 el foco ha vuelto a caer sobre los niveles de desigualdad y el potencial impacto de ciertas reformas sobre ella. Sin embargo, hay un dato que ha pasado desapercibido, incluso en tiempos en que los temas de género se han tomado la agenda: cuántos hijos tienen las mujeres chilenas y cuándo los tienen.

Es sabido que el número de hijos por mujer ha disminuido fuertemente en las últimas décadas: la tasa global de fecundidad (TGF) bajó desde 2,36 en 1992 a 1,87 en 2011. Ello ha ocurrido transversalmente en las madres chilenas independiente de su nivel educacional. Incluso, como se verá a continuación, la brecha en cantidad de hijos entre las mujeres más y menos educadas se ha acortado.

Pero existe un problema que no sólo es persistente sino que también se ha acrecentado. Usando datos de CASEN 2017 mostramos que la brecha en la edad al tener el primer hijo por nivel educacional ha aumentado. Por un lado, las mujeres con educación superior han postergado la maternidad y, por otro, las mujeres con menor nivel de educación se convierten en madres a una edad más temprana.

La edad en la que las mujeres chilenas tienen su primer hijo afecta de forma relevante las posibilidades de estudiar y las decisiones de trabajo, impactando los ingresos futuros y el desarrollo de su carrera laboral. Por lo tanto, la creciente desigualdad en la edad de ser madre es preocupante por sus efectos de largo plazo.

El documento a continuación muestra datos sobre maternidad y educación. Se analiza el número de hijos por mujer según el nivel educacional y cómo éste cambia entre generaciones. Luego se analiza la edad en que la mujer se convierte en madre por primera vez. Finalmente se presentan las potenciales consecuencias que estos datos tienen en términos de ingresos para las madres. Como conclusión, se discuten las implicancias de política pública que se derivan del análisis, incluyendo la prevención del embarazo adolescente, medidas para la prosecución de los estudios de las madres estudiantes y políticas que promuevan la participación laboral femenina.

Todos los datos analizados en este documento vienen de la encuesta CASEN 2017 y, específicamente, se basan en las preguntas “¿Cuántos hijos nacidos vivos ha tenido usted en su vida?” y “¿Qué edad tenía usted cuando nació su primer hijo?”. Nos concentramos en las mujeres que en 2017 ya tenían más de cuarenta años, es decir, que con una alta probabilidad ya habían tenido su primer hijo. Toda vez que hablemos de rangos de edad de las mujeres, nos referimos a las edades en 2017.

Isabel Aninat S.

Isabel Aninat S.

Áreas de Investigación: Pueblos Originarios, Convenio 169, Institucionalidad política, Ley de Partidos.

Ver más del autor
Loreto Cox A.

Loreto Cox A.

Área de Investigación: educación superior, distribución del ingreso, opinión pública.

Ver más del autor
Adolfo Fuentes W.

Adolfo Fuentes W.

Ver más del autor