Estudios Públicos | Nº 103, 2006.

Política fiscal y gasto en pensiones mínimas y asistenciales

El Poder Ejecutivo informó a la Comisión de Reforma Previsional que "La envergadura de los compromisos fiscales futuros generados por el sistema de pensiones confirma la necesidad de un rediseño (para) contar con (un) financiamiento sostenible". Este trabajo encuentra que ese diagnóstico es errado. El error se origina en una omisión de la Dirección de Presupuestos, que no proyectó el gasto fiscal en pensiones mínimas del sistema antiguo, un componente que según nuestra estimación alcanza a partir de mayo de 2006 a $ 219.162 millones de pesos al año. Al tomar en cuenta la presencia de este gasto, y su gradual caída durante las próximas dos décadas, se encuentra que el gasto total en subsidios de pensión mínima, incluyendo al del sistema nuevo, subiría en sólo 0 a 0,09% del PIB en los próximos 20 años. Este incremento no tiene envergadura para afectar la sostenibilidad del financiamiento.

El trabajo también evalúa el impacto fiscal del aumento de gasto en pensiones legislado en abril de 2006. Se encuentra que tuvo el mismo costo fiscal que la acumulación de 20 años del proceso de envejecimiento y de crecimiento de los salarios reales.

También se critican aspectos del proyecto de Ley de Responsabilidad Fiscal presentado por el gobierno, basados en ciertos conceptos contables que promovió la Dirección de Presupuestos antes del auge del cobre. Se propone avanzar hacia una contabilidad fiscal devengada, reconocer provisiones dentro del patrimonio fiscal y formar reservas para respaldar pasivos y provisiones.

Salvador Valdés Prieto

Salvador Valdés Prieto

Ver más del autor