Opinión | Diarios Regionales, 6 de septiembre de 2017

Un análisis regional de la última encuesta CEP

Hace pocos días, el CEP publicó los resultados de su último estudio de opinión, cuyo trabajo en terreno se realizó entre el 21 de julio y el 17 de agosto. Del estudio, los resultados electorales concentraron la atención.

A nivel nacional, un 32,5% de los encuestados votaría por Sebastián Piñera si las elecciones presidenciales fueran el próximo domingo. En tanto, un 16,4% lo haría por Alejandro Guillier y un 13,3% por Beatriz Sánchez. El resto de los candidatos considerados obtendría entre 2 y 4% de las preferencias. Este grupo no incluye a Eduardo Artés ni a Alejandro Navarro, quienes inscribieron sus candidaturas durante y después del trabajo de campo de la encuesta, respectivamente.

Las cifras anteriores suponen que todos los encuestados votarán en la elección, lo que parece improbable a la luz de las elecciones con voto voluntario en Chile. En una submuestra que incluye a quienes afirman que generalmente han votado en el pasado y que votarán con seguridad en las próximas elecciones, Piñera obtiene un 39,8% de los votos, Guillier un 18,1% y Sánchez un 17,9%. El resto de los candidatos considerados consigue entre 2 y 5% de las preferencias.

Hay varias diferencias por zona geográfica. Primero, el grupo de eventuales votantes es más bajo en la zona norte (todas las regiones entre la XV y la IV). En esta zona, Marco Enríquez-Ominami, Carolina Goic y José Antonio Kast obtienen preferencias más bajas que los totales nacionales, mientras que lo contrario sucede con Piñera y Sánchez y, en menor medida, con Guillier. Segundo, en la zona central (regiones V, Metropolitana y VI), tanto el porcentaje de posibles votantes como las preferencias son similares a las cifras nacionales descritas más arriba. Tercero, en la zona sur (todas las regiones entre la VII y la XII), el grupo de quienes probablemente votarían es algo mayor que en el total país. En esa área, Piñera y Sánchez alcanzan proporciones de votos más bajas que a nivel nacional, en contraste a Goic que obtiene porcentajes más altos.

A partir de este simple análisis, las candidaturas podrían, por ejemplo, incentivar el voto donde la participación es baja y la intención de voto es alta o concentrar sus esfuerzos donde la adhesión es baja. Si las campañas son efectivas en lograr su cometido, el escenario descrito con precisión por la encuesta CEP (producto de la rigurosidad de su metodología y la confiabilidad de su método de entrevistas) entre julio y agosto puede ser distinto del vigente el día de la elección.

Ricardo González T.

Ricardo González T.

Áreas de investigación: opinión pública, análisis comparado, bienestar subjetivo, información política, participación electoral, metodología de encuestas.

Ver más del autor